Tratamiento para la gastritis infantil en niños

Tratamiento para la gastritis infantil

El porcentaje de niños que tienen gastritis está aumentando considerablemente en los últimos diez años. Esto podría ser debido a la forma de vida que estamos obligándolos a seguir, un ritmo de vida que en ocasiones ni un adulto sería capaz de hacer.

Esta enfermedad afecta al estómago, inflamando sus paredes y pudiendo ocasionar úlceras si no se trata a tiempo, se pensaba que solo actuaba en personas ancianas o adultos, pero cada vez hay más casos. Las razones principales para que un niño sufra de este tipo de afección son varias, como por ejemplo un abuso en los alimentos grasos o muy fritos, las chucherías o los refrescos.

También, pueden verse afectados por una bacteria llamada Helicobacter pylori que daña la mucosidad gástrica dejando sin protección contra los ácidos gástricos. Es por eso que en este artículo haremos inciso en el tratamiento para la gastritis infantil.

¿Quieres saber más sobre la gastritis en general? Aquí tienes toda la información.

Síntomas de la gastritis infantil en niños

Los síntomas de una gastritis infantil son muy parecidos a los que tienen los adultos. El problema que tenemos a la hora de diagnosticar a un niño es que a veces no suele comentar qué es lo que le duele o porque le duele hasta pasado mucho tiempo, por lo que puede haberse visto más dañado debido a esta causa.

Los pediatras deben analizar cada uno de los síntomas con el fin de detectar a tiempo esta enfermedad, por eso tanto el infante como los padres deben estar muy atentos y dar todos los detalles posibles para ayudar al especialista.

Cuando vemos que el niño está perdiendo el apetito, come cada día menos, incluso de comidas que siempre le han gustado, podemos prever que algo ocurre. Esta falta de apetito también podría venir acompañada de náuseas o vómitos de aquello que come.

Estas acciones son un reflejo inconsciente del propio cuerpo, ya que ve dañino todo alimento que va a digerir porque va a conseguir aumentar los niveles de acidez en el estómago.

Los dolores de estómago son también muy comunes, y podríamos ver como cuando acaba de comer, empieza a dolerle mucho el abdomen, pudiendo a llegar a ser dolores muy fuertes.

Tratamiento para la gastritis infantil en niños

Cuáles son las causas de la gastritis en niños y qué síntomas aparecen

A la hora de seguir un tratamiento para niños lo más importante es la comprensión y la comunicación. Aunque en un primer momento pensemos que no debemos contarle nada de lo que le ocurre, debemos en todo momento comentarle que es lo que le pasa, los efectos de lo que le ha pasado y tranquilizarlo para que compruebe que realmente todo va a ir bien.

Para combatir y eliminar esta afección en el niño, lo primero será ponerse en manos de un especialista. Podréis comprobar que los tratamientos y pautas a seguir no distan mucho de los de los adultos, como los siguientes:

Mejora en su alimentación

La mayoría de los niños son grandes amantes de la comida basura y de las chucherías. La comida basura contiene mucha grasa saturada, alimentos pesados difíciles de procesar y otros compuestos que son muy dañinos para la salud del aparato digestivo. Esto también ocurre con las chucherías que contienen muchos azucares, haciendo que se activen los ácidos del estómago, aumentándolos.

Los niños también son grandes consumidores de zumos y bebidas gaseosas que también afectan al buen funcionamiento del estómago, tanto por los gases que producen como los azucares y la acidez que aportan.

Por todo esto, el pediatra va a recomendar a los padres unas directrices para que el niño empiece a tener una vida alimenticia equilibrada y sana. Se le recomendará que haga al menos cuatro comidas al día, aunque lo ideal siempre son cinco, contando la media mañana, que debe ser una fruta o algo saludable.

Estos niños tienden a comer a deshoras, cuando les apetece y no cuando realmente toca. Este descontrol horario también puede repercutir negativamente en su salud, por lo que se aconseja que el pequeño siga un horario estipulado o por el médico o por los propios padres para que siempre coma a la misma hora.

Finalmente en este apartado, las comidas deben ser más variadas de lo que está comúnmente acostumbrado. Estos niños podrían tener además obesidad, ya que se les suele dar de comer comida rápida o fritura.

Estos alimentos tienen muchas grasas que hacen muy difícil la digestión, debiéndose producir más jugos gástricos.

Vida libre de estrés

Varios estudios han afirmado que desde hace una década los niños cada vez viven más estresados y son menos felices. Antiguamente un niño asistía a clases por la mañana y la tarde la tenía libre para jugar y divertirse, sin embargo ahora los niños están cargados de clases extraescolares, que lo dejan extenuado y sin casi tiempo para jugar.

Además cada día se le exige más al niño, mejores notas, más conocimientos, más presión, por lo que este estrés empieza a hacer mella en el niño, en especial a su estómago.

Un niño necesita jugar, sentirse libre, también aprender, pero necesita tener su tiempo y su espacio. Para ello, deberíamos reducir su estrés eliminando factores que puedan perjudicarle y darle el tiempo suficiente para que disfrute o sea feliz.

Medicamentos

Los tratamientos de la gastritis para niños (infantil) con medicamentos son muy peligrosos si se suministran sin orden de su médico. Siempre que vaya a medicar a su hijo, debe ser porque un especialista se lo ha recetado.

Los antiácidos pueden evitar la acidez de estómago, pero también podrían ocasionar efectos secundarios como por ejemplo estreñimientos o diarreas, por lo que hay que tratarlo con mucha delicadeza.

Fuentes y referencias:

Ante cualquier dolor o problema de salud y/o en caso de buscar asesoramiento, tienes que acudir a un médico. Recuerda que estos consejos son complementarios y que nunca te debes autodiagnosticar.


Escrito por el equipo de TratamientoGastritis.net


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


PARA LEER MÁS SOBRE ESTA AFECCIÓN GÁSTRICA: