Tipos de gastritis

Tipos de Gastritis

Aunque la gastritis se defina como una enfermedad que supone una inflamación o irritación de las paredes estomacales debido a un debilitamiento de la mucosa gástrica que las protege, son muchas las formas de gastritis que podemos encontrar, según el tiempo que tardan en aparecer, la zona localizada o la causa.

En este artículo vas a informarte de algunos de los tipos de gastritis que puedes encontrarte y que los diferencian entre unos y otros. Identificarla es el primer paso para elegir el tratamiento de la gastritis correcto, aunque recuerda el diagnóstico siempre lo debe realizar un profesional médico.

Sigue leyendo para aprender más sobre este tipo de afección.

¿Qué tipos de gastritis existen?

Principalmente podremos clasificarlos en dos categorías, que son las gastritis agudas y las gastritis crónicas, estas son las dos principales, pero como hemos comentado, según varia la localización se van a ir incluyendo en estas dos.

Gastritis aguda

Cuando hablamos de gastritis aguda nos referimos a aquel tipo de gastritis que dura un periodo corto de tiempo, pero que es capaz de causar un gran dolor cuando aparecen sus síntomas.

Gastritis crónica

La gastritis crónica es aquella que inflama el estómago durante un tiempo prolongado (meses o años). Puede llegar a durar incluso años sin llegar a dar síntoma.

El problema de esta gastritis es que al durar tanto tiempo puede estar atacando sin darnos cuenta la estructura de nuestro estómago y que nos demos cuenta una vez se hayan presentado los síntomas más importantes. Por lo general este tipo de gastritis puede ser causante, a largo plazo, de úlceras de estómago o cáncer.

Gastritis erosiva

La gastritis erosiva se caracteriza sobre todo porque empieza a aparecer en la mucosa gástrica erosiones que pueden desencadenar a úlceras. Si estas úlceras se vuelven mucho más profundas se trata como gastritis erosiva grave, pero si solamente son a nivel superficial se conocerán como leves.

Generalmente se manifiesta por hemorragias y se considera aguda, pero también puede ser crónica.

Gastritis hemorrágica

La gastritis hemorrágica se puede decir que es un sinónimo de la erosiva. A causa de las erosiones superficiales de la mucosa gástrica, puede llegar el momento que empiece a sangrar creando hemorragias internas.

Gastritis flemonosa

Se trata de uno de los tipos de gastritis más raros y que menos se diagnostican. Entra en la categoría de aguda, es decir, que dura un periodo corto de tiempo y puede llegar a causar incluso la muerte en el paciente.

Más información: Gastritis flemonosa

Gastritis atrófica

Formas de gastritis

Este es un tipo de gastritis crónica avanzada que se presenta cuando la membrana el estómago ha sido afectada durante años. Existen varios tipos clasificados en base a las causas que la generan.

Más información: Gastritis atrófica

Gastritis autoinmune

En este tipo de gastritis la causa principal que ocurre para que se produzca viene desde el mismo cuerpo, ya que son los propios anticuerpos de nuestro sistema inmunitario los que van a atacar las células parietales.

El principal problema que se encuentra el organismo con esta gastritis además de los principales síntomas que suele darse en todas las gastritis es que puede bloquear la asimilación de la vitamina B12, por lo que no se absorbe eficazmente ni el magnesio ni el hierro, creando problemas en la producción de glóbulos rojos.

Más información: Gastritis autoinmune

Gastritis hipertrófica

Nos encontramos ante otra de las clases de gastritis que son muy raras. El origen de porqué las células del tejido mucoso del estómago empiezan a agrandarse no se conoce todavía. La gastritis hipertrófica se conoce también como enfermedad de Menetrier.

Gastritis linfocítica

Cuando el organismo responde frente a la infección de la bacteria Helicobacter pylori, puede darse este tipo de gastritis crónica. Se caracteriza por presentar linfocitos formando folículos y nódulos completos.

Más información: Gastritis linfocítica

Gastritis granulomatosa

La gastritis granolomatosa es una enfermedad crónica que muy pocas personas la contraen actualmente y la mayoría de ellas lo hacen debido a que sufren otro tipo de enfermedades que desembocan en una gastritis, como es el caso de la enfermedad de Crohn, la tuberculosis o la sífilis.

Gastritis eosinofílica

La gastritis eosinofílica también entra en el grupo de gastritis crónicas raras y existe un número muy reducido de personas que la sufren. La razón de por qué se origina esta gastritis viene cuando se acumula un elevado número de leucocitos eosinófilos en la mucosidad gástrica. Se suele relacionar con las infecciones por parásitos o las enfermedades alérgicas.

Gastritis antral

Se clasifica en este caso en base a la morfología. La gastritis antral es aquella que se da en el antro del estómago. El antro es la zona superior del mismo.

Gastritis fúndica

Como en el anterior caso, clasificamos en base a la morfología. A diferencia de la anterior, esta forma de gastritis se sitúa en la zona fúndica, es decir en el fondo del estómago.

Más información: Gastritis fúndica

Gastritis emocional

No es un tipo de gastritis exactamente, pero se suele utilizar la expresión para referirse a gastritis ocasionadas en gran medida por los altos niveles de estrés sufridos por el afectado.

Más información: Gastritis emocional

Vídeo sobre la clasificación de las gastritis

Fuentes y referencias:

Ante cualquier dolor o problema de salud y/o en caso de buscar asesoramiento, tienes que acudir a un médico. Recuerda que estos consejos son complementarios y que nunca te debes autodiagnosticar.


Escrito por el equipo de TratamientoGastritis.net


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


PARA LEER MÁS SOBRE ESTA AFECCIÓN GÁSTRICA: