Tipos de gastritis

Aunque la gastritis se defina como una enfermedad que supone una inflamación o irritación de las paredes estomacales debido a un debilitamiento de la mucosa gástrica que las protege, son muchas las formas de gastritis que podemos encontrar, según el tiempo que tardan en aparecer, la zona localizada o la causa.

En este artículo vas a informarte de algunos de los tipos de gastritis que puedes encontrarte y que los diferencian entre unos y otros. Identificarla es el primer paso para elegir el tratamiento para la gastritis correcto. Sigue leyendo para aprender más sobre este tipo de afección.

Algunos de los diferentes tipos de gastritis que existen

Tipos de Gastritis

Principalmente podremos clasificarlos en dos categorías, que son las gastritis agudas y las gastritis crónicas, estas son las dos principales, pero como hemos comentado, según varia la localización se van a ir incluyendo en estas dos.

Gastritis aguda

Cuando hablamos de gastritis aguda nos referimos a aquel tipo de gastritis que en un periodo muy corto de tiempo es capaz de causar un gran dolor cuando aparecen sus síntomas. También es posible que se den pero no notemos ninguno de sus síntomas. Esta gastritis puede durar apenas unas horas o algunos días, sin exceder la semana.

Gastritis crónica

La gastritis crónica es aquella que inflama el estómago durante un tiempo prolongado. Puede llegar a durar incluso años sin llegar a dar ninguna muestra o síntoma.

El problema de esta gastritis es que al durar tanto tiempo puede estar atacando sin darnos cuenta la estructura de nuestro estómago y que nos demos cuenta una vez se hayan presentado los síntomas más importantes. Por lo general este tipo de gastritis es la causante a largo plazo de úlceras de estómago o cáncer.

Gastritis erosiva

La gastritis erosiva se caracteriza sobre todo porque empieza a aparecer en la mucosidad gástrica pequeñas erosiones que pueden desencadenar a úlceras. Si estas úlceras se vuelven mucho más profundas se trata como gastritis erosiva grave, pero si solamente son a nivel superficial se conocerán como leves.

Gastritis hemorrágica

La gastritis hemorrágica se puede decir que es el siguiente paso de la gastritis erosiva. Al ocasionarse las úlceras en la mucosidad, puede llegar el momento que empiece a sangrar creando hemorragias internas. Hay que tener especial cuidado con este tipo de gastritis porque es la más cercana para que se produzca un cáncer de estómago.

Gastritis flemonosa

Aunque se trata de uno de los tipos de gastritis más raros y que menos se diagnostican, en el momento de darse hay que tener mucho cuidado con ella ya que por un lado se trata de una gastritis que entra en la categoría de aguda, es decir, que actúa muy rápido, y por otro lado la inflamación y el daño que causa a las paredes del estómago es tal que puede llegar a causar incluso la muerte en el paciente.

Más información: Gastritis flemonosa

Gastritis atrófica

Esta gastritis entra en la categoría de crónica ya que se produce en un trascurso de tiempo bastante amplio y que consigue degradar los tejidos estomacales hasta tal punto que se vuelven tejido cicatrizados. Esta gastritis también es muy peligrosa por el hecho que el estómago se va deteriorando poco a poco y en ocasiones los síntomas tardan en aparecer. Al cicatrizarse los tejidos, las glándulas que van a producir los jugos gástricos desaparecen, y la mucosidad se vuelve mucho más débil consiguiendo que los agentes externos como las bacterias puedan infectarla mucho más fácil. Si no se llegara a tratar esta gastritis podría darse el caso de que las células se conviertan en cancerosas.

Más información: Gastritis atrófica

Formas de gastritis

Gastritis autoinmune

En este tipo de gastritis la causa principal que ocurre para que se produzca viene desde el mismo cuerpo, ya que son los propios anticuerpos de nuestro sistema autoinmune los que van a atacar la mucosa gástrica ya que la consideran un enemigo para el organismo. Aunque esta gastritis por norma general afecta a las paredes externas del estómago, también se encuentran algunos casos que suceden al contrario. El principal problema que se encuentra el organismo con esta gastritis además de los principales síntomas que suele darse en todas las gastritis es que se bloquea la asimilación de la vitamina B12, por lo que no se absorbe eficazmente ni el magnesio ni el hierro, debiéndose inyectar dicha vitamina para poder mejorar su estado de salud.

Más información: Gastritis autoinmune

Gastritis hipertrófica

Nos encontramos ante otra de las clases de gastritis que son muy raras, llegando a ser menos de 500 personas las que se han diagnosticado con este tipo de enfermedad. El origen de porque las células del tejido mucoso del estómago empiezan a agrandarse no se conoce todavía. La gastritis hipertrófica se conoce también como enfermedad de Menetrier.

Gastritis linfocítica

Cuando el organismo responde frente a la infección de la bacteria Helicobacter pylori, puede darse este tipo de gastritis crónica.

Más información: Gastritis linfocítica

Gastritis granulomatosa

La gastritis granolomatosa es una enfermedad que muy pocas personas la contraen actualmente y la mayoría de ellas lo hacen debido a que sufren otro tipo de enfermedades que desembocan en una gastritis, como es el caso de la enfermedad de Crohn, la tuberculosis o la sífilis.

Gastritis eosinofílica

La gastritis eosinofílica también entra en el grupo de gastritis raras y con un número muy reducido de personas que la sufren. La razón de porque se origina esta gastritis viene cuando se acumula un elevado número de leucocitos eosinófilos en la mucosidad gástrica.Se suele relacionar con las infecciones por parásitos o las enfermedades alérgicas.

Gastritis antral

La gastritis antral es aquella que se da en el antro del estómago. El antro es la zona superior del mismo.

Gastritis fúndica

A diferencia de la anterior, esta forma de gastritis se sitúa en la zona fúndica, es decir en el fondo del estómago.

Más información: Gastritis fúndica

Gastritis emocional

Esta gastritis es causada por el estrés emocional de la persona, que consigue debilitar la mucosa gástrica.

Más información: Gastritis emocional

¿Quieres controlar tu gastritis para siempre?

No soy médico, tampoco nutricionista ni gastroenteróloga (especialista en problemas con el aparato digestivo), pero he mejorado los síntomas de la gastritis tras haber consultado a varios de estos especialistas.

Estuve sufriendo la gastritis durante mucho tiempo, e incluso me tuvo paralizada en la cama algunos días muy malos, hasta que encontré la forma de combatirla sin tener que estar midiendo todo lo que como cada día.

Si quieres saber cómo lo conseguí y qué puedes hacer para dejar de tener que sufrir por tu estómago día tras día, te recomiendo que le eches un vistazo a mi historia personal.

QUIERO LEER TU HISTORIA Y SABER CÓMO LIBRARME DE LA GASTRITIS Ir a Basta de GastritisIr a Basta de GastritisIr a Basta de Gastritis

Debes recordar que ante cualquier dolor o problema de salud y/o en caso de buscar asesoramiento, tienes que acudir a tu médico de confianza. Estos consejos son complementarios y deben ser supervisados por un médico profesional.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook5Share on Google+0Pin on Pinterest0
Media 5 de un total de 2 votos.

LEER MÁS SOBRE EL TRATAMIENTO PARA LA GASTRITIS