Gastritis hemorrágica: qué es, síntomas, tratamiento y causas

Tratamiento para la gastritis hemorrágica

La gastritis hemorrágica es un sinónimo de la gastritis erosiva. Es decir, es una afección donde, a causa de las erosiones superficiales de la mucosa gástrica, puede llegar el momento que empiece a sangrar creando hemorragias internas.

Conocer qué causa una enfermedad puede ayudarnos a prevenirla, consiguiendo de esta manera, por un lado no sufrir sus síntomas ni complicaciones y por otro lado no debiendo aplicar ningún tratamiento para curarla. En este artículo te hablaré sobre los factores de riesgo y del tratamiento de esta enfermedad.

Causas de la gastritis hemorrágica

Las causas de la gastritis hemorrágica son muy variadas, ahora te voy a enumerar las más habituales.

Antiinflamatorios no esteroideos (AINES)

Los antiinflamatorios administrados de forma incorrecta y sin supervisión médica pueden causar alteraciones en el estómago, pudiendo desencadenar en esos casos una gastritis. Un ejemplo de fármaco de este tipo sería el famoso Ibuprofeno.

Estrés

El estrés se dice coloquialmente que es una de las enfermedades más comunes del siglo XXI. Prácticamente todas las personas vivimos estresadas por el ritmo de vida que se nos impone, debiéndonos acoplarnos a él a la fuerza en la mayoría de los casos.

Este estrés continuado puede contribuir a un aumento en la secreción ácida del estómago.

Bilis

Es posible encontrarse en pacientes que necesita tratamiento para la gastritis hemorrágica, que al analizarle por endoscopia su estómago, se ve que tienen bilis en el mismo.

La bilis es una sustancia que se produce en el hígado y que es vertida por el organismo en el duodeno, parte que une al estómago con el intestino delgado, por lo que ya su reflujo no es muy común y debe tratarse.

Alcohol y otras drogas

En el caso del alcohol tenemos la costumbre de pensar que solamente puede afectar a nuestro hígado, atrofiándolo y haciéndolo enfermar, pero la realidad es que también puede dañar nuestro estómago, produciendo inflamación (en mayor o menor medida) de la mucosa gástrica.

Alimentación

Sería absurdo pensar que una mala alimentación no puede afectar negativamente a nuestro estómago.

Al igual que respirar aire con mucha polución puede hacer que nuestros pulmones se resientan, comer copiosamente alimentos que contengan muchas grasas, o estén muy procesados pueden hacer que nuestro estómago trabaje con mucha más intensidad de la que está acostumbrado.

Si esto se hace repetidamente al final puede pasar factura por medio de enfermedades tan dolorosas como la gastritis hemorrágica.

Tratamiento de la gastritis hemorrágica

Tratamiento para la gastritis hemorrágica

A pesar de todo, si no se puede prevenir que aparezca esta enfermedad, o estás inmerso en ella, lo mejor es que visites a tu médico, el cual va a preparar tu tratamiento para paliar tu gastritis hemorrágica.

Lo primordial es que sepas que esta, a pesar de tener tratamiento, si ha sido diagnosticado con mucha tardía, ya sea porque los síntomas han aparecido muy tarde, o porque no te has atrevido a ir al gastroenterólogo, puede ocurrir que ninguno de los tratamientos sea lo suficientemente efectivo como para curar la gastritis al 100%.

Si todo eso ocurre, es posible que tengas que entrar en quirófano para ser operado, ya que si no se consigue frenar el avance de esta enfermedad puede llegar a originarse un cáncer u otras afecciones.

Inhibidores de la bomba de protones

Aunque por el nombre puede que no te suene, al hablarte de los inhibidores de la bomba de protones estoy hablando de los protectores de estómagos o de los antiácidos. Estos medicamentos pueden ayudarte a calmar el dolor que sufres cuando digieres cualquier tipo de comida, ya que lo que consiguen es reducir los ácidos que se producen en la digestión.

Casos graves: transfusiones, homestasia endoscópica y cirugía

En casos graves se puede requerir la realización de una transfusión de sangre. También es posible que se requiera de la realización de alguna técnica de hemostasia endoscópica o de cirugía en algunos casos concretos.

Nuevo estilo de vida

En este apartado vamos a describir el tratamiento para la gastritis hemorrágica que el paciente debe de seguir durante toda su vida, para que no vuelva a afectarle o para que al menos, pueda mejorar un poco los síntomas de esta.

Deberás empezar por mejorar tu estilo de vida, tomando conciencia que si no sigues esas recomendaciones puedes estar poniendo en riesgo tu salud. Recomiendo relajarse y tomarse la vida de otra forma, dedicándose tiempo para uno mismo, mejorando la alimentación y realizando ejercicio físico moderado.

Como ya he comentado, también tendrás que cuidar tu alimentación, eliminando aquellos alimentos que pueden agravar los problemas estomacales.

Para acabar, me gustaría volver a remarcar que ante cualquier síntoma o duda, debes consultar a tu médico, el cuál será la persona que mejor te pueda asesorar para hacerle frente a la enfermedad.

Fuentes y referencias:

Ante cualquier dolor o problema de salud y/o en caso de buscar asesoramiento, tienes que acudir a un médico. Recuerda que estos consejos son complementarios y que nunca te debes autodiagnosticar.


Escrito por el equipo de TratamientoGastritis.net


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


PARA LEER MÁS SOBRE ESTA AFECCIÓN GÁSTRICA: