Cómo curar la gastritis

La gastritis es una enfermedad que afecta al estómago causándole irritación e inflamación. Es una dolencia que teniendo unos conocimientos básicos puede curarse y sobre todo si se diagnostica con prontitud.

Existen muchos tipos de gastritis pero por norma general, exceptuando aquellas que necesitan un tratamiento especial todas se solucionan de las siguientes formas que te vamos a mostrar en breve, pero debes saber que no existe mejor cura que el que el propio médico pueda suministrarte y aconsejarte, ya que él va a analizar tus dolencias y a darte un resultado sobre tu gastritis y cómo es mejor curarla.

Solución en caso de infección bacteriana

Curas para la enfermedad de la gastritis

La infección por la bacteria Helicobacter pylori es una de las causas más comunes por la que se origina la gastritis en una persona. Esta bacteria es capaz de habitar en nuestro estómago ya que puede resistir los altos niveles de acidez que se dan en el interior de este órgano, siendo uno de los pocos seres vivos que pueden hacer esto.

La bacteria va a conseguir que la mucosa que recubre las paredes estomacales se debilite y debido a esto, los ácidos de los jugos gástricos van a ir penetrando por esta hasta llegar al tejido e irritarlo.

La forma de contraer esta bacteria viene sobre todo de la comida en mal estado o del agua contaminada. También puede darse al cocinar muy poco una carne o un pescado, ya que estos suelen ser focos de bacterias que conseguimos eliminarlas en la cocción.

Para curar la gastritis que tiene como origen en una infección bacteriana el gastroenterólogo deberá primero ver el alcance de esta enfermedad analizando por medio de una biopsia el tejido del interior del estómago. Para luego recetarle unos antibióticos que se deben tomar de entre 7 a 10 días. Cuando ha pasado este tiempo, el paciente debe volver a realizarse esta prueba para comprobar que se ha eliminado todo rastro de bacterias. Si en estas pruebas se comprueba que el paciente está libre de infección puede seguir su vida normal, sin embargo si aún se comprueba restos de esta bacteria deberá seguir con la medicación.

Curar la gastritis mejorando la alimentación

Se ha estudiado que en las últimas décadas se está comiendo mucho peor que antiguamente, y eso que está en nuestras manos una gama mucho más amplia de productos que anteriormente no tenían alcance. Quizás se esté dando menos importancia a lo que comemos y preferimos los alimentos muy especiados y grasientos como ocurre cuando nos sirven por ejemplo una hamburguesa en un restaurante de comida rápida. Estos productos tienen una alta concentración de sal, grasas saturadas y especias que terminan en nuestro estómago.

El estómago es un órgano que se encarga de digerir los alimentos que ingerimos, pero este tiene un ritmo de trabajo que debido a las comidas copiosas y también a esas comidas con exceso de grasa hace que el estómago tenga que trabajar con mucha más intensidad, produciendo más jugos gástricos y por lo tanto elevando el nivel de ácidos en él. Si esto ocurre una o dos veces no existe demasiado problema, pero lo perjudicial es que ocurra constantemente y al menos 3 o 4 veces a la semana.

Si queremos sanarnos de una gastritis tendremos obligatoriamente que cambiar nuestros hábitos alimenticios. Por un lado, el afectado de gastritis debe de realizar al menos 5 comidas al día, ya que esto le va a ayudar a no sentirse hambriento y tampoco tendrá la necesidad de realizar comidas abundantes.

Si quiere curar la enfermedad de la gastritis, debe también renunciar a esos productos que están llenos de azúcares, grasas y picantes y sustituirlos por otros más ligeros y más fáciles de digerir como es el caso de los hidratos de carbono que tienen las verduras o las proteínas de las carnes magras que además tienen el beneficio de no tener grasas.

Curando la gastritis reduciendo el consumo de antiinflamatorios

Cómo curar la gastritis

Desde hace uno o dos años se viene anunciando ya no solo desde el sector farmacéutico sino también desde los medios de comunicación que se han hecho eco de la noticia de que los antiinflamatorios son perjudiciales para la salud estomacal siempre que se tomen abusivamente. Cuando hablamos de antiinflamatorios o analgésicos nos estamos refiriendo a fármacos como el ibuprofeno o el paracetamol que solemos tener en casa con bastante frecuencia.

Estos medicamentos si no son tomados con un protector estomacal pueden ocasionar daños en la mucosa gástrica por lo que se recomienda que evite tomarlos siempre y cuando no sea necesario, y si fuese muy preciso, deberá hacerlo con un protector para que no le haga daño a su estómago.

Reduce el nivel de estrés

Cada vez son más habituales los casos en los que una persona se da de baja o necesita los servicios de un psicólogo a causa del estrés. Este es un trastorno que aunque pensemos que solamente afecta a las personas a nivel mental, también el cuerpo se ve perjudicado viéndose por ejemplo en personas que empiezan a perder pelo, a engordar o en el caso que estamos tratando en este artículo, surge la gastritis. El estrés consigue modificar el flujo de sangre que llega al estómago, debilitando la producción de mucosa gástrica, traduciéndose en que está más expuesto a los ácidos estomacales.

Si queremos que nuestra gastritis remita, consigamos curar la gastritis y que no vuelva a aparecer, deberemos de cambiar nuestro estilo de vida ya que será uno de los causantes de todo esto. Empieza a salir a correr o hacer algo de ejercicio físico para conseguir desconectar del trabajo, o también puede hacer alguna actividad que le guste como ver una película en el cine, leer un libro o simplemente queda con sus amigos o pasa más tiempo con la familia.

Disminuir la acidez estomacal

La primera forma de curar la gastritis es mediante la disminución de la acidez estomacal de forma natural. El problema aquí reside en el hecho de que la gastritis aparece, precisamente, por esa acidez.

La acidez hace que las paredes del estómago se resientan, y haya que acudir a los remedios naturales para tratar los síntomas, por un lado, y, por el otro, para rebajar ese nivel de acidez hasta niveles normales, para acabar con el problema.

Para disminuir este nivel de acidez, lo mejor que puedes hacer es lo siguiente:

  1. Cuando sientas ardor de estómago, toma un vaso de agua. Sin nada más. Simplemente, un vaso de agua. Eso contribuye a rebajar el nivel de ardor y a compensar la acidez que lo está provocando.
  2. El té de raíz de jengibre también ayuda muy positivamente a relajar los músculos que recubren las paredes del estómago, por lo que es recomendable consumir uno de estos tés en cada mañana, en ayunas.
  3. Una tercera forma de reducir la acidez estomacal es mediante la miel. Si tomas tres cucharadas disueltas en agua tibia con el estómago vacío, conseguirás equilibrar un poco los niveles de acidez en el estómago, con muy buenos resultados.

Reducir la irritación del estómago

Junto a la acidez de estómago, suelen aparecer los problemas de irritación del propio estómago, provocados, básicamente, por la infección que se puede llegar a producir a consecuencia de lo anterior.

Si quieres saber cómo curar la gastritis y estás en este punto, tendrás que resolver ambos problemas, que se retroalimentan. Es decir, tendrás que aplicar lo anterior, reduciendo la acidez, y tendrás que aplicar los siguientes trucos para reducir la irritación de estómago:

  1. La leche de cabra (importante que sea de cabra, porque la de vaca no sienta bien a todo el mundo, y el objetivo es curarte, no hacerte más daño) puede ayudarte muy positivamente a reducir la irritación del estómago. Y, si la mezclas con dos cucharadas de aceite, conseguirás resultados espectaculares.
  2. Otra opción muy interesante es la de las infusiones de regaliz. El regaliz tiene diferentes propiedades calmantes que harán mucho bien a tu estómago. Y lo mejor es que puedes consumirlo tanto en forma de regaliz ya cocinado y preparado (como las golosinas, pero sin azúcar, que no te hará ningún bien), o en forma de infusión.

Seguir una dieta blanda y dejar hacer al tiempo

Salvo en personas de cierta edad o en afecciones graves y concretas, en las que el cuerpo ya no está tan fuerte y capacitado para resolver los problemas por sí mismo, lo cierto es que la gastritis puede curarse algunas veces prácticamente con un poco de tiempo.

En el caso de la gastritis, esto también es útil. La gastritis puede aparecer por una mezcla de alimentación “dañina” para el estómago y estrés. Por lo tanto, reduciendo esa alimentación dañina y el nivel de estrés, tu cuerpo podrá recuperarse por sí mismo sin ningún problema.

Por lo tanto, guarda cama, sin preocupaciones por el trabajo ni por otros factores (así reducirás el estrés), y toma una dieta blanda.

¿Quieres olvidarte de la gastritis para siempre?

No soy médico, tampoco nutricionista ni gastroenteróloga (especialista en problemas con el aparato digestivo), pero he superado la gastritis por mi cuenta tras haber consultado a varios de estos especialistas sin grandes resultados.

Estuve sufriendo la gastritis durante mucho tiempo, e incluso me tuvo paralizada en la cama algunos días muy malos, hasta que encontré la forma de combatirla sin pastillas y sin tener que estar midiendo todo lo que como cada día.

Si quieres saber cómo lo conseguí y qué puedes hacer para dejar de tener que sufrir por tu estómago día tras día, te recomiendo que le eches un vistazo a mi historia personal.

QUIERO LEER TU HISTORIA Y SABER CÓMO LIBRARME DE LA GASTRITIS Ir a Basta de GastritisIr a Basta de GastritisIr a Basta de Gastritis

Tweet about this on TwitterShare on Facebook2Share on Google+0Pin on Pinterest0
Media 4.4 de un total de 20 votos.

LEER MÁS SOBRE EL TRATAMIENTO PARA LA GASTRITIS