Gastritis erosiva: qué es, síntomas, causas y tratamiento

Tratamiento para la gastritis erosiva

La gastritis de la que vamos a hablar en este artículo es una de las menos comunes, pero es importante conocer de ella ya que es causante de muchos problemas en la persona que la padece, desde falta de apetito, náuseas, dolores estomacales hasta úlceras e incluso cáncer.

Por eso, cuanto antes conozcas las causas y los síntomas, antes podrás buscarle un tratamiento para la gastritis erosiva que te pueda ayudar. En este artículo te vamos a hablar de información general sobre esta enfermedad, como sus orígenes, su cura y sus síntomas.

En la portada del blog hablamos sobre las características generales de la gastritis, es posible que te interese conocerlas antes de seguir leyendo este artículo.

¿Qué es la gastritis erosiva?

El estómago es el órgano en el que se produce a digestión de los alimentos que ingerimos. Es aquí donde la comida pasa por unos procesos químicos que los disuelven convirtiéndolo en una “papilla” para que una vez pase al intestino delgado este absorba todos los nutrientes que haya en ella.

Estos procesos se realizan gracias a los jugos gástricos, que son ácidos que se vierten en el estómago y que junto con el movimiento de este órgano van deshaciendo la comida. Estos jugos son muy corrosivos y por eso el estómago tiene una capa protectora de mucosidad que recubre todas sus paredes, para que esta acidez no le dañe ni irrite.

Cuando estas paredes están inflamadas es cuando se sufre la gastritis. Existen muchas formas de gastritis, pero una de las más peligrosas, aunque poco comunes es la gastritis erosiva. Se considera erosiva cuando la mucosa gástrica se ve erosionada, puede ser crónica o aguda y se suele manifestar por hemorragia.

Esta erosión es más común en las zonas bajas del estómago, ya que es la que está más en contacto con dichos ácidos.

¿Qué causa la gastritis erosiva?

Estos son las causas más comunes de esta afección del aparato digestivo.

Antiinflamatorios no esteroideos

Uno de los medicamentos más comercializados actualmente son los antiinflamatorios o analgésicos. Estos productos calman muchos dolores, desde simples jaquecas hasta dolores menstruales. El problema de estos fármacos es que, utilizados sin la supervisión de un médico profesional, pueden llegar a ser dañinos para el estómago.

El uso indebido de, por ejemplo, el Ibuprofeno puede hacer que la mucosidad gástrica se vea reducida, pudiendo peligrar así las paredes de nuestro estómago.

Alchohol

Sobretodo cuando se toman bebidas de alta graduación.

Estrés

Los altos niveles de estrés pueden ser un factor de riesgo en el desarrollo de esta enfermedad.

Síntomas de la gastritis erosiva

Síntomas y causas de la gastritis erosiva

Por norma general, la gastritis puede presentar ciertos síntomas que son parecidos unos entre otros, pero para diagnosticar efectivamente una gastritis erosiva (y su tratamiento) se deberá de proceder a realizar una endoscopia digestiva para evaluar la repercusión que tiene la enfermedad, las causas y los posibles procedimientos a seguir para conseguir tratarla de forma correcta.

Estos son los síntomas más habituales de la gastritis erosiva, aunque también puede ser asintomática:

Hemorragia

Suele ser de leve a moderada, aunque en casos de ulceración grave, puede llegar a ser muy grande.

Suele ser mediante hematemesis (vómito de sangre) o mediante melena (heces negras por la presencia de sangre).

Vómitos y náuseas

Las personas que sufren una erosión en la mucosidad gástrica suelen ser más propensos a las náuseas o vómitos.

Esto ocurre debido a que las paredes del estómago están tan inflamadas que no es posible procesar correctamente los alimentos, por lo que el propio cuerpo los expulsa para evitar que se viertan más ácidos en el estómago.

Pérdida del apetito

El cuerpo, en un intento de autodefensa, podrá hacernos perder el apetito para evitar la ingesta de alimentos que agraven los síntomas de la afección.

Diarrea

Los alimentos que consiguen permanecer en el estómago o que se mandan al intestino delgado pueden estar mal digeridos, por lo que, en algunos casos, al organismo le es prácticamente imposible absorber los nutrientes, por lo que pueden ser expulsados en forma de abundantes diarreas.

Cómo curar y tratar la gastritis erosiva

El tratamiento para la gastritis erosiva es muy específico. En los casos más graves, se puede incuso requerir transfusiones de sangre. También es posible que se recurra a la homestasia endoscópica y a la cirugía en algunos casos.

El tratamiento que se suele seguir en casos de mediana gravedad suele incluir inhibidores de la bomba de protones para reducir la secreción ácida.

En los casos más leves, la toma de fármacos con acción antiácida y la eliminación del agente lesivo pueden ser suficientes, aunque recuerda que cualquier tratamiento debe ser ofrecido por el profesional médico.

Vídeo sobre la gastritis erosiva

Fuentes y referencias:

Ante cualquier dolor o problema de salud y/o en caso de buscar asesoramiento, tienes que acudir a un médico. Recuerda que estos consejos son complementarios y que nunca te debes autodiagnosticar.


Escrito por el equipo de TratamientoGastritis.net


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (1)

  1. Dennis

PARA LEER MÁS SOBRE ESTA AFECCIÓN GÁSTRICA: