Gastritis biliar: qué es, síntomas, causas y tratamiento

Tratamiento para curar la gastritis biliar

En este artículo te vamos a informar detalladamente sobre qué es lo que causa la gastritis biliar, cuáles son sus síntomas y lo que es más importante, cómo puedes tratarla para mejorar tu estilo de vida.

Antes de seguir, recuerda que puedes darle un vistazo a este artículo sobre la definición de gastritis, es posible que te interese.

Causa de la gastritis biliar

La causa principal de esta afección viene originada por el mal funcionamiento de una válvula llamada Píloro. El Píloro se encuentra en la parte inferior del estómago y ayuda a que cuando se evacue el bolo alimenticio, este no vuelva atrás.

Al fallar esta válvula, el bolo vuelve hacia atrás pero con un añadido, justo después de salir del estómago, el bolo es rociado por la vesícula biliar con unos jugos llamados bilis, que son muy corrosivos, al igual que los jugos gástricos.

Por lo tanto, el estómago se llena de bilis, causando que la acidez aumente considerablemente e inflamando las paredes estomacales.

Síntomas de la gastritis biliar

La gastritis biliar tiene algunos síntomas que son comunes a otras formas de gastritis y también a otras afecciones estomacales, pero existen otros síntomas que podrían ser más específicos de este tipo de gastritis.

Síntomas comunes

Es muy difícil diagnosticar una gastritis biliar simplemente por los síntomas comunes que el paciente tiene, por lo que el especialista podría necesitar pruebas complementarias.

A modo de resumen podemos comentar la falta de apetito, o el dolor abdominal que suele generarse después de cada comida situándose el foco del dolor en la parte superior del abdomen, exactamente donde localizaríamos el estómago.

Estos dolores son causados porque la acidez que está secretando las paredes estomacales están dañándose a sí mismas, por lo que se inflama y duele.

Síntomas específicos

Los síntomas específicos son los que podrían a ayudar al médico gastroenterólogo a diagnosticar correctamente esta enfermedad, por lo que en el momento que se dirija a él, coméntele con todo detalle lo que siente o como se encuentra.

Este médico posiblemente le aconseje realizarse una gastroscopia para comprobar si existen acumulaciones de bilis en su estómago.

Aunque las náuseas y vómitos también suelen aparecer en los otros tipos de gastritis, la biliar se caracteriza porque al vomitar también se expulsa bastante cantidad de bilis, siendo un claro indicativo que se ha producido un reflujo biliar en el estómago.

Las personas que tienen problemas de reflujo biliar y están afectados suelen sentir un sabor metálico en toda la boca.

Causas y síntomas de la gastritis biliar

Tratamiento de la gastritis biliar

Son varios los tratamientos que deberían seguir los afectados por una gastritis biliar. Desgraciadamente puede convertirse en una enfermedad crónica, por lo que el paciente debe de seguir el estilo de vida que le aconseje el médico o gastroenterólogo, que es el especialista en el sistema digestivo.

Medicamentos

Uno de los primeros métodos para luchar contra la acidez que ataca a las paredes estomacales, es por medio de fármacos que reducen dicha acidez.

Estos antiácidos se compran en la farmacia, pero deben ser recetados por el especialista, ya que existen muchas marcas que utilizan compuestos diferentes, y solo esta persona sabrá cuál de ellos es el mejor para este tipo de enfermedad.

Estos medicamentos se toman antes de las comidas y lo que hace es crear una capa protectora por encima de la mucosa, protegiéndola y ayudándola a que se recupere las partes dañadas. También pueden tener compuestos que captan la bilis y no dejan que actué dentro del estómago.

Hábitos alimenticios

Los alimentos pesados van a repercutir negativamente en las personas con gastritis biliar. Estos alimentos por su composición compleja van a necesitar muchos más jugos gástricos para ser descompuestos, traduciéndose en más ácido para el estómago que va a irritar y debilitar las paredes de este órgano.

Por eso es aconsejable que el enfermo empiece a realizar una dieta estricta que posiblemente deba llevarse durante toda la vida.

En estas dietas están completamente prohibido los alimentos con grasas de las llamadas malas, como es el caso de la que ofrecen en ciertos restaurantes de comida rápida o en bollería industrial. También deberá evitar los alimentos picantes.

Entre los alimentos que no debe tomar se encuentra además la leche. La leche, sobre todo la entera, es un producto que al organismo le cuesta mucho descomponer y que activa rápidamente los niveles de acidez. No obstante, todos estos consejos, debería comentarlos con el médico para saber en su caso, cuál es la mejor dieta.

El enfermo debería realizar como mínimo cuatro comidas al día, siendo cinco las recomendables.

Uno de los principales problemas de las personas que han sufrido o sufren y necesitan tratamiento para la gastritis biliar, es que suelen omitir algunas comidas, teniendo una gran comida, consiguiendo de esta manera que el estómago trabaje una vez solo, pero a un nivel muy superior de lo que debería.

Al comer más veces al día lo que se consigue es que se reduzcan la cantidad de alimentos que se ingieren en una vez, dejando el cuerpo saciado pero a la vez haciendo que el estómago no produzca tanto ácido.

Eliminar el alcohol y tabaco

Aunque pensemos que el alcohol y el tabaco pueden afectar únicamente al hígado o a los pulmones, estamos equivocados. Cada día son más personas, sobre todo jóvenes con tendencias alcohólicas los que se ven afectados por este tipo de enfermedad.

Este consumo excesivo aumenta la acidez, por lo que para llevar un buen tratamiento de la gastritis biliar y no empeorar se aconseja eliminar estos hábitos dañinos.

Cirugía

Se podría recomendar cirugía en algunos casos graves. Generalmente se realizan los siguientes tratamientos quirúrgicos:

  • Fundoplicatura: mediante este procedimiento se va a reforzar el esfínter esofágico inferior para intentar reducir el reflujo ácido mediante la envoltura del fondo gástrico.
  • Y de Roux (anastomosis):  consiste en drenar la bilis lejos del estómago mediante nuevas conexiones.

Fuentes y referencias:

Ante cualquier dolor o problema de salud y/o en caso de buscar asesoramiento, tienes que acudir a un médico. Recuerda que estos consejos son complementarios y que nunca te debes autodiagnosticar.


Escrito por el equipo de TratamientoGastritis.net


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


PARA LEER MÁS SOBRE ESTA AFECCIÓN GÁSTRICA: