Gastritis bacteriana: qué es, síntomas, causas y tratamiento

Causas y síntomas de la Gastritis Bacteriana

A diario estamos expuestos a miles de microorganismos. Algunos de ellos no suponen riesgo para nuestra salud, incluso pueden llegar a ser beneficiosos para nosotros, pero por otro lado nos encontramos con bacterias o gérmenes que pueden infectarnos causándonos malestar o enfermedades graves que necesitan de tratamientos específicos para eliminarlos de nuestro organismo.

Este es el caso del tratamiento para la gastritis bacteriana, donde esta una enfermedad que afecta al estómago, y que si no se trata correctamente, a la larga puede darnos mayores problemas de los que podemos pensar, siendo una de sus repercusiones más directas el cáncer de estómago o úlceras que pueden pasar a otros órganos del cuerpo.

En este artículo vamos a hablarte cómo podríamos detectar este tipo de gastritis y algunos de los tratamientos más efectivos para luchar contra la gastritis bacteriana.

Causas de la gastritis bacteriana

Tal y como su nombre indica, la gastritis bacteriana es causada por la infección de la cavidad estomacal por bacterias. Principalmente la bacteria por excelencia que suele originar una gastritis es la Helicobacter pylori, pero si a esta cepa de bacterias se le incluye otras, puede empeorar el pronóstico.

La pregunta a continuación puede ser cómo es posible que estas bacterias hayan entrado en nuestro organismo y se alojen fácilmente en nuestro estómago.

Focos de bacterias

Uno de los grandes focos de infección podrían ser los restaurantes, cafeterías, comedores y todo lugar donde se sirva comida a un gran número de personas. En estos lugares pasan a diario muchas manos y mucha comida, que puede ser infectada si no se limpia correctamente las cocinas.

En estas cocinas el riesgo de infección es mayor, dado que están constantemente en funcionamiento y en algunos lugares la limpieza brilla por su ausencia.

Los alimentos que más suelen ser atacados por las bacterias y que acaban en nuestro tránsito son las carnes y los pescados, ya que si estos productos no son cocinados correctamente, dejándose crudos o llevan tiempo fuera de la nevera pueden suponer un peligro.

El agua también podría ser un foco para los gérmenes, por lo que es preferible tomar agua embotellada o al menos que esté controlada y se sepa que es apta para la salud. Son muchos los excursionistas o senderistas que han ido a caminar y han bebido directamente de un río o fuente sin preocuparse por saber si es potable o no, o si está libre de bacterias.

Síntomas de la gastritis bacteriana

Tratamiento de la gastritis bacteriana

Los síntomas comunes que inducen al tratamiento para la gastritis bacteriana pasan de tener un dolor agudo en la zona alta del estómago a posibles vómitos con sangre. A continuación te mostramos algunos de los posibles síntomas:

Vómitos y náuseas

Este suele ser una autoprotección que el propio organismo tiene para evitar que el problema que está dentro del estómago vaya a mayores. Al ingerir alimentos, estamos haciendo que se produzcan ácidos en este órgano, ya que son los encargados de digerir y descomponer el bolo alimenticio.

Las bacterias lo que hacen es debilitar la mucosa gástrica, que es la que protege las paredes estomacales de estos ácidos corrosivos, por lo que el cuerpo vomita todo lo que entra en el estómago para evitar tener que producir ácidos y de esta manera perjudicarse a sí mismo.

Hay que tener cuidado cuando en estos vómitos encontramos sangre, ya que puede indicarnos que estamos en un estado avanzado de la gastritis, corriendo riesgo de haberse generado una úlcera.

Deshidratación

Los vómitos, las posibles diarreas e incluso la falta de apetito pueden ocasionar que nuestro cuerpo se deshidrate y nos sintamos debilitados, con mucho malestar general, sin poder llevar el día a día eficazmente.

Para que se detecte eficazmente una gastritis el gastroenterólogo podría hacerle diferentes pruebas al paciente para descartar otro tipo de afecciones que aunque tengan los mismos síntomas que los de la gastritis no tienen nada que ver.

Por eso entre los análisis que se toman para conocer si el enfermo está infectado por la Helicobacter pylori se encuentra un análisis del tejido del estómago. Estos análisis determinan si dentro del estómago hay una gran concentración de esta bacteria.

En cualquiera de los casos, hay que acudir a un especialista para que él sea quien diagnostique correctamente  la afección y por lo tanto, pueda pautar un tratamiento adecuado en cada caso.

Tratamiento para la gastritis bacteriana

Entre los tratamientos para curar una gastritis bacteriana también vamos a trabajar consejos para reducir notablemente la posibilidad de que se vuelva a originar esta enfermedad.

Cuando el médico ha diagnosticado que la causa de la gastritis es un foco bacteriano, lo que suele recetar son antibióticos que erradicarán la infección del estómago, estos medicamentos deben tomarse durante todo el periodo prescrito sin excepción, ya que si se dejan de tomar antes de lo indicado, pueden hacer que las bacterias se vuelvan inmunes y debas cambiar de fármaco.

También se aconseja que para evitar riesgos mayores, el paciente siga una dieta blanda durante todo el tiempo que vaya a estar bajo el tratamiento de la gastritis del tipo bacteriano, con tal de hacer que el estómago trabaje lo menos posible, reduciendo los ácidos.

Igualmente el especialista podría medicarle con antiácidos, que van a bajar considerablemente los niveles de ácidos de su estómago.

Finalmente unos consejos para evitar que vuelva a tener gastritis bacteriana es que cuando vaya a comer carnes o pescados los limpie y conserve muy bien y evitar a toda costa ingerir alimentos crudos. Las verduras también pueden tener bacterias, aunque no suponen tanto riesgo como los alimentos anteriores, también deben ser lavados a conciencia.

El agua debe ser siempre limpia, recomendablemente embotellada, pero si no fuese así, deberá de corroborar que la fuente o lugar donde beba está libre de contaminantes.

Puedes seguir leyendo más en: https://tratamientogastritis.net/

Fuentes y referencias:

Ante cualquier dolor o problema de salud y/o en caso de buscar asesoramiento, tienes que acudir a un médico. Recuerda que estos consejos son complementarios y que nunca te debes autodiagnosticar.


Escrito por el equipo de TratamientoGastritis.net


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


PARA LEER MÁS SOBRE ESTA AFECCIÓN GÁSTRICA: