Gastritis nerviosa por estrés: síntomas, tratamiento y causas

Tratamiento para la gastritis nerviosa por estrés

Para empezar hablando sobre el tratamiento para la gastritis nerviosa, debemos explicar uno de los principales problemas que los humanos sufrimos hoy en día. En la actualidad uno de los trastornos psicológicos más comunes es el estrés.

Este trastorno no solo afecta como tenemos pensado a nivel psicológico, sino que también puede tener repercusiones negativas en el organismo, pudiendo agravar dolencias y enfermedades que van desde dolores de cabeza, taquicardias o gastritis.

Sigue leyendo más para conocer las causas, síntomas y tratamientos de esta afección.

¿Qué es la gastritis nerviosa por estrés?

Antes de hablar de la gastritis nerviosa y su tratamiento, debemos tener claro qué es el estrés y en qué afecta a nuestra vida diaria y a nuestro cuerpo.

El estrés es esa sensación que tenemos de tensión constante. Una persona que se encuentra estresada no se siente relajada y en calma, sino que se siente en alerta todo el tiempo. Este estado de alerta hace que su cuerpo note un desgaste continuado y prolongado que repercute en todo su cuerpo.

La sociedad hoy en día está llena de personas que se encuentran estresadas y con problemas psicológicos que les hacen sentirse mal y sin fuerzas.

Todo esto es debido al ritmo de vida que llevamos, en las que tenemos demasiadas responsabilidades y poco tiempo o ninguno para sentirnos a gusto con nosotros mismos o con los que nos rodean.

Como decimos, este estrés puede desencadenar en muchas afecciones fuera del ámbito de lo psicológico, como es el caso de la gastritis nerviosa o también conocida como gastritis emocional nerviosa.

La gastritis por estrés afecta igualmente que otras gastritis, inflamando las paredes estomacales, y ocasionando si no se trata adecuadamente, úlceras estomacales.

Este estrés que la persona sufre, es capaz de elevar la acidez que hay en el estómago sin necesidad de tomar ningún alimento pesado ni pastillas, por lo que por si solo se considera una causa bastante potente a la hora de crear esta enfermedad, aunque en ocasiones, el estrés repercute en nuestra forma de alimentarnos, comiendo peor que lo que normalmente estábamos comiendo.

Causas y sintomas de la gastritis nerviosa

Este tipo de gastritis no surge únicamente en personas adultas con trabajo, sino la situación económica actual, podría hacer que las personas paradas tuvieran una mayor probabilidad de tener gastritis nerviosa por estrés debido a su afán de encontrar una vida laboral mejor.

Esto también se relaciona con los problemas estomacales en niños, que podrían sufrir y sentirse nerviosos al ver a su familia pasar por un mal momento.

Síntomas de la gastritis nerviosa

Son muchos los síntomas asociados a esta afección, pero en ocasiones estos solo son problemas en el aparato digestivo sin mayor relevancia. Para comprobar que efectivamente estamos hablando de una gastritis, el paciente debe acudir a un especialista que podría valorar la opción de someter al paciente a una biopsia del tejido estomacal.

Esto se consigue realizando una gastroscopia en la que se tomarán diferentes muestras y se verá cómo se encuentra el estómago del enfermo.

Los síntomas más característicos de este tipo de gastritis son de dos tipos, primero están los que se encuentran íntimamente relacionados con el estrés, como son la ansiedad, el nerviosismo, insomnio o incluso malestar general.

Por otra parte tenemos los síntomas relacionados con el aparato digestivo. Estos síntomas pueden ir desde dolores en la boca del estómago, ardores, o notar en la boca la acidez.

Estas afecciones suelen ser más leves que los de cualquier tipo de gastritis, aunque si se prolongan en el tiempo podrían tener el mismo final, que son las úlceras de estómago.

Tratamiento para curar la gastritis nerviosa

Tratamiento de la gastritis nerviosa

Para tratar y superar una gastritis nerviosa por estrés debes, primero, acudir a tu médico y puedes complementar su tratamiento (bajo su supervisión), con un cambio de estilo de vida.

Una vez que se cambie esto, la enfermedad podría mejorar y posiblemente no deje secuelas al paciente siempre y cuando se haya diagnosticado con tiempo, y no se hayan producido úlceras u otras afecciones.

Estilo de vida

Una persona que está constantemente activa, sin posibilidad de sentarse y relajarse es siempre una persona que va a estar atacada por las tensiones y por el estrés. Por eso una de las primeras acciones que debemos cambiar de nuestro día a día va a ser exactamente esto, tomarnos la vida de otro modo.

Las personas con estrés suelen comentar que no tienen tiempo de nada, que ellas no se pueden relajar porque eso quiere decir que su trabajo va a ir mal y que pueden incluso echarlas de este. Una de las premisas que hay que seguir es que siempre hay tiempo para todo, y para descansar también.

Una persona que no descansa, no rinde en el trabajo, y por lo tanto no trabaja bien, y si no trabaja bien, es más propenso a estresarse, por eso es aconsejable que descanse por lo menos 8 horas diarias, y que mientras está trabajando se tome pequeños momentos de descanso en el que pueda desconectar de todo.

Realizar alguna actividad deportiva ayuda a las personas con estrés a relajarse. El deporte libera tensiones, ayuda al organismo y te hace sentirte con muchas más fuerzas. Además el ejercicio físico hace que segregues endorfinas.

Estas hormonas nos hacen sentirnos mejor, más alegres y veremos la vida de otra manera completamente diferente.

Por otra parte, la alimentación también jugará un papel muy importante en el tratamiento para la gastritis nerviosa por estrés. Estas personas deberán cuidar qué es lo que comen para no empeorar su estado, debiendo de seguir una dieta saludable que contenga muchas verduras y pocos alimentos grasos.

Ahora puede ser un buen momento para revisar el artículo sobre cómo tratar la gastritis para ampliar y completar información.

Vídeo sobre la gastritis nerviosa

Fuentes y referencias:

Ante cualquier dolor o problema de salud y/o en caso de buscar asesoramiento, tienes que acudir a un médico. Recuerda que estos consejos son complementarios y que nunca te debes autodiagnosticar.


Escrito por el equipo de TratamientoGastritis.net


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


PARA LEER MÁS SOBRE ESTA AFECCIÓN GÁSTRICA: