La gastritis es una enfermedad digestiva que afecta al estómago. Este órgano de nuestro cuerpo en el que procesamos los alimentos para digerirlos más adelante en los intestinos, tiene una mucosa que recubre todo el interior de dicho órgano.

Es importante saber de esta afección con el fin de no causar mayores estragos a nuestro organismo, ya que si no se trata con rapidez puede dificultad la vida del paciente y cambiar por completo su estilo de vida. Por eso se debe conocer cuáles son las causas principales, sus síntomas y sobre todo cuál es el tratamiento para la gastritis más eficaz. En este artículo podrás ver las diferentes curas que tiene, así como también te contaré mi historia.

Esta mucosa gástrica tiene una función protectora y sirve para que cuando los jugos gástricos empiecen el proceso de la digestión, la acidez de dichos jugos no afecte al estómago, protegiéndolo. La gastritis ataca a esta mucosa gástrica inflamándola y en ocasiones eliminándola, por lo que puede llegar a causar úlceras estomacales o incluso cáncer.

Causas de la gastritis

No existen fijas causas, ya que son muchos los factores que pueden producirla. Estas causas varían desde una mala alimentación, la ingesta de alimentos picantes o muy sazonados, el consumo continuado de alcohol, entre otros, que a continuación le describimos con más detenimiento:

Tratamiento para la gastritis

Alimentación

Una mala alimentación no solo puede afectar a nuestra vida diaria privándonos de nutrientes esenciales para un correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, sino que además puede ocasionar daños irreparables en el sistema digestivo. Cuando comemos copiosamente durante todo el día, o incluso realizamos una o dos comidas, pero estas son muy abundantes, estamos haciendo al estómago trabajar más de la cuenta, promoviendo esta afección, siendo necesario el tratamiento para la gastritis por parte del afectado.
Cuál es el tratamiento para la inflamación de la mucosa gástrica
Otra de las causas relacionadas con la alimentación es la ingesta de alimentos muy procesados o picantes, ya que se ha comprobado en diferentes estudios que estos alimentos son más difíciles de digerir, erosionando la mucosidad gástrica.

Alcohol y tabaco

Todos sabemos las repercusiones negativas que tienen el alcohol y el tabaco para la salud. A pesar de estar permitidas en la sociedad, no dejan de ser drogas que a la larga son capaces de dañarnos. Tanto uno como otro son capaces de ocasionarnos, no solo daños en el hígado y en los pulmones, sino que también pueden repercutir en otros órganos y en su funcionamiento como es el caso del estómago.

Fármacos

Existen fármacos que tomamos habitualmente que aunque nos ayuden en ciertas afecciones, pasan factura al estómago por ser componentes muy corrosivos. Este es el caso del Ibuprofeno, un antiinflamatorio que debe tomarse junto con un protector estomacal para que no dañe a la mucosa que recubre las paredes del estómago.

Estrés

El estrés continuado que vamos acumulando debido a las tensiones del trabajo, la casa o las rutinas del día a día también pueden ocasionar que nuestro cuerpo se resienta, incluido claro está nuestro estómago.

Infecciones

Otra de las causas más comunes que nos encontramos en la formación de una gastritis es la causada por la bacteria Helicobacter pylori. Esta bacteria inflama e irrita las paredes del estómago causando estragos en su correcto funcionamiento, ya que consigue que se deje de producir esta mucosa, por lo que las paredes del órgano quedan a merced de la acidez de los jugos gástricos.

Síntomas de la gastritis

Diferentes formas de tratar la gastritis
En ocasiones habremos notado cuando hemos comido que nos duele el estómago, sobre todo por la zona del abdomen superior, o sentimos que nos quema por dentro o cierta presión. Estos pueden ser los debidos a una comida pesada, o que algo nos ha caído mal, pero también puede ser un indicio de gastritis.

Indigestión

Cuando tenemos problemas estomacales lo principal que notaremos, es que el proceso digestivo no trabaja como debiese, haciéndose notar con dolores de estómago y también a la hora de ir al cuarto de baño. Este es uno de los motivos principales por los que los afectados deciden iniciar el trabamiento para la gastritis.

Gases

Cuando una comida no se procesa bien y pasa del estómago al intestino casi sin digerir, esto conlleva a que los alimentos mal procesados provoquen los gases, que si no llegan a ser expulsados por el afectado, se acumulan gran cantidad de ellos en el intestino grueso y sienten una tensión y dolor enorme en la zona baja del abdomen.

Vómitos

Los vómitos o nauseas se producen al querer el cuerpo rechazar aquello que ha ingerido pues lo siente como algo perjudicial para sí.

Malestar general

El malestar general es el cumulo de todos los síntomas de la gastritis, por un lado los dolores estomacales agudos o muy continuados, mezclados con las náuseas y a la mala nutrición ya que el cuerpo no absorbe todos los nutrientes al estar mal procesados los alimentos.

Tratamientos más comunes para la gastritis

Cómo tratar la gastritis

Existen muchas variantes a la hora aplicar el cómo curar la gastritis de forma eficaz. Esto se debe a la gran variedad de tipos de afecciones relacionadas con la inflamación de la mucosa estomacal. Por eso, antes de proponer un procedimiento para su sanación, se ha de identificar exactamente cuál es el tipo de gastritis que el paciente tiene y de esta manera enfocar mejor su cura o su tratamiento.


El diagnostico de una gastritis debe de ser siempre por medio de una gastroscopia. A pesar de que muchos de los síntomas anteriormente descritos nos harán prever que el afectado sufre esta enfermedad, no es hasta que no se realiza este tipo de prueba hasta que el médico no está al cien por cien seguro de lo que el paciente tiene. Existen diferentes tipos, como la gastritis aguda o la gastritis crónica.

Por medio de la gastroscopia el doctor es capaz de comprobar si el tejido mucoso del estómago está afectado o no, descartando de esta manera una gastritis de un simple dolor estomacal. En dicha prueba se sustrae por medio de una biopsia un poco de mucosa gástrica para que se pueda analizar y comprobar las repercusiones de la enfermedad y cuál debe ser su mejor tratamiento.

Tratamiento con antiácidos

El tratamiento para la gastritis más común que suele aplicarse en los casos más leves de gastritis son los antiácidos. Estos ayudarán a eliminar o reducir en gran medida la acidez del estómago, consiguiendo que se dañe menos la mucosidad gástrica, aliviando los dolores y bajando la inflamación.

Tratamiento con antibióticos

Existen también otro tipo de tratamientos que se utilizan en el caso de que esta enfermedad se haya dado a causa de una infección o una bacteria por lo que se utilizará otros fármacos que atacan el núcleo del problema. Es importante luchar contra estas bacterias ya que si no se trata a tiempo pueden ocasionar úlceras o incluso cáncer.

Tratamiento por medio de un cambio de dieta

La alimentación en una persona es primordial para su salud y si esta no es correcta todo el cuerpo se ve afectado negativamente. En el caso de las personas con gastritis, se debe de variar los hábitos alimenticios con un dieta para la gastritis. Para empezar este tipo de personas se deben de acostumbrar a tomar de 4 a 5 comidas al día, siendo comidas poco copiosas y alimentos libre de acidez, picantes o incluso frituras. De esta manera el estómago trabaja pero siempre a un nivel menor.

Tratamiento para reducir el estrés

El estrés siempre suele venir precedido de otras afecciones, como por ejemplo los problemas psicológicos, de corazón y como es el caso, de estómago. Las personas con estrés deben intentar relajar y calmar su vida diaria, realizando ejercicio, durmiendo más horas y haciendo actividades que le aporten tranquilidad. Estas personas además de seguir estas indicaciones del tratamiento para la gastritis, deberán de tomar antiácidos mientras que no consiguen relajar su situación cotidiana. Aquí puedes ver más remedios naturales para la gastritis.

Vídeo sobre la gastritis

¿Quieres olvidarte de la gastritis para siempre?

No soy médico, tampoco nutricionista ni gastroenteróloga (especialista en problemas con el aparato digestivo), pero he superado la gastritis por mi cuenta tras haber consultado a varios de estos especialistas sin grandes resultados.

Estuve sufriendo la gastritis durante mucho tiempo, e incluso me tuvo paralizada en la cama algunos días muy malos, hasta que encontré la forma de combatirla sin pastillas y sin tener que estar midiendo todo lo que como cada día.

Si quieres saber cómo lo conseguí y qué puedes hacer para dejar de tener que sufrir por tu estómago día tras día, te recomiendo que le eches un vistazo a mi historia personal.

QUIERO LEER TU HISTORIA Y SABER CÓMO LIBRARME DE LA GASTRITIS Ir a Basta de GastritisIr a Basta de GastritisIr a Basta de Gastritis